Punción Seca

Es una técnica muy eficaz y poco dolorosa para el tratamiento de los puntos gatillo.

El punto gatillo miofascial es un foco hiperirritable dentro de una banda tensa de un músculo que provoca dolor de una intensidad variable, produciendo en ocasiones a la palpación un dolor irradiado a otra parte del cuerpo.

Para desactivar esos puntos gatillo se utiliza, entre otras técnicas, la PUNCIÓN SECA. Esta técnica consiste en introducir una aguja en un punto gatillo miofascial buscando unos espasmos o contracciones involuntarias del músculo, y así, cese el punto gatillo.